¿TE IMAGINAS TU CIUDAD SIN COCHES?

Aprovechando el día mundial sin coches BGuara ha charlado con Fernando Torres, alcalde de Barbastro y aficionado al ciclismo, sobre cuestiones de movilidad y la bicicleta como elemento dinamizador de territorios. A la vista de todos está que las ciudades tienen que orientarse hacia otro tipo de movilidad y la Comarca del Somontano y la Sierra de Guara también tienen que adaptarse a este cambio. BGuara aporta su granito de arena potenciando el uso de la bicicleta como medio de transporte, así como medio para tener una vida más saludable.  

Lo primero, las presentaciones: ¿quién eres? ¿cuál es tu profesión? ¿por qué te gusta?

Hola, soy Fernando Torres.

En la actualidad y desde junio de 2019 soy alcalde de Barbastro, aunque estoy en excedencia por cargo público de una empresa de mi ciudad, a la que regresaré cuando abandone esta aventura.

Siempre he sido muy activo en aquellas actividades y asociaciones con las que me he comprometido, de hecho, fui seis años presidente del Club Atletismo Barbastro y lo dejé para presentarme a las elecciones locales del 2019.

La mayor satisfacción que tengo como alcalde es tener la posibilidad de trabajar por tus vecinos, intentar mejorar tu ciudad y representar a Barbastro allí donde acuda.

¿Cuál es tu relación con el ciclismo?

Mi tío, José Antonio Torres, regentaba una tienda de bicicletas y siempre ha sido un enfervorizado aficionado al ciclismo.

Él nos inoculó este “veneno”, esta afición, tanto a sus hijos como a sus sobrinos y los efectos todavía continúan.

A los catorce años me llevó por primera vez a ver un final de etapa del Tour de Francia, en Superbagneres, y fue una experiencia que no olvidaré nunca.

En aquellos años podía recitar de memoria plantillas enteras de los equipos españoles de la época y seguía puntualmente todas las carreras importantes, desde la primera, que solía ser la Vuelta a Andalucía a mediados de febrero, hasta la Cronoescalada a Montjuic, que cerraba la temporada a finales del mes de octubre.

¿Puedes contarnos alguna «batallita» del Tour de Francia que hayas presenciado?

Podría contar decenas de anécdotas que vivimos en aquellas múltiples noches sin dormir que pasábamos en los míticos puertos franceses esperando el final de etapa del día siguiente, pero deportivamente me quedo, sin lugar a dudas, con aquella tarde del 19 de julio de 1991, en Val Louron, viendo en directo como Claudio Chiapucci junto a Miguel Induráin dinamitaban la carrera y, nuestro Miguel, se vestía por primera vez con el maillot amarillo del Tour de Francia.

El recuerdo de haber sido testigo directo de ese momento que marcó, el inicio de una leyenda, me sigue emocionando.

¿Cómo te ha cambiado la vida desde que eres alcalde? ¿Sigues practicando running o te has pasado a la bicicleta?

Mi vida ha cambiado radicalmente, la responsabilidad es total, no se desconecta en ningún momento.

Como digo siempre, mi “trabajo” tiene el siguiente horario: 24 horas al día, siete días de la semana, los 365 días del año y, aun así, resulta imposible poder llegar a todo.

Pasas de ser alguien “anónimo” a estar en el foco de atención de todo el mundo y, desgraciadamente, en muchas ocasiones a ser el blanco fácil de críticas poco constructivas y comentarios que a nadie le gustaría tener que leer o escuchar sobre sí mismo.

Mi tiempo de ocio se ha reducido muy considerablemente, pero sigo manteniendo mis salidas a correr, principalmente los fines de semana con mi “grupo-terapéutico” que nos denominamos “La Vieja Guardia del Club”. Y con la bicicleta, tanto la de carretera como la BTT, también le pego algo, aunque por cuestión de tiempo no todo lo que me gustaría. 

¿Crees que la bicicleta es un sector estratégico en la Comarca del Somontano y en la Sierra de Guara?

Por supuesto. Tenemos la inmensa fortuna de vivir en una zona excepcional, con una riqueza paisajística maravillosa y eso invita a aquellos que nos visitan a que quieran repetir una y otra vez.

El turismo sostenible está creciendo y da gusto ver los coches, furgonetas o caravanas que se desplazan a nuestra tierra con sus bicicletas cargadas para disfrutar de la grandeza y belleza del territorio.

¿Puede ejercer el ciclismo un impacto positivo en la economía de los pueblos? 

Sin duda. Si antes ya había un importante movimiento ciclista, la pandemia que estamos padeciendo ha supuesto que la venta de bicicletas se haya disparado y que mucha gente haya descubierto una nueva, sana y divertida forma de desplazarse y conocer lugares que de otra manera no podrían haber visitado

Los pueblos de esta comarca tienen una belleza y un encanto especial y si los hacemos accesibles para ciclistas y les podemos ofrecer unos servicios básicos y atractivos, tenemos mucho donde trabajar y avanzar.

¿Qué iniciativas han surgido en Barbastro relacionadas con las bicicletas?

Por poner en antecedentes, he de decir y presumir que Barbastro ha sido una ciudad siempre ligada al mundo de la bicicleta y con muchos aficionados. Aficionados que se han multiplicado estos últimos años merced al paso al profesionalismo de nuestro ciclista Sergio Samitier, que ha generado un orgullo e ilusión enorme en nuestra ciudad.

A pesar de que la pandemia ha obligado a suspender algunas de ellas, son varias las pruebas, tanto de BTT como de Carretera, las que se organizan durante el año por el Club Ciclista Barbastro. Club que es heredero de la Asociación Velocípeda Barbastrense fundada en 1885, y que es, en la actualidad, el segundo club ciclista más antiguo de España.

Además, hace unos diez años, se creó la Plataforma Barbastro en Bici en la que se proponen, además de esa histórica reivindicación por la Vía Verde, iniciativas y propuestas para lograr una ciudad más ciclable.

¿Será Barbastro una ciudad ciclista en cuanto a movilidad se refiere?

Pues ya hay un carril bici que queremos mejorar y ampliar y un plan de movilidad que hizo la Universidad de Navarra que se presentó recientemente en el que proponen nuevas zonas y acciones para priorizar el uso de la bicicleta en la ciudad. Además, hemos adecuado el primer tramo de la Vía Verde en la Avenida de la Estación que esperemos se complete en poco tiempo con todo el trazado que unirá las localidades de Monzón, Castejón del Puente y Barbastro y con la esperanza que después se una a otro camino natural que nos llevaría hasta Alquézar.

Este proyecto natural podría contar con más de 50 kilómetros por caminos para el disfrute de caminantes, corredores y ciclistas.

¿Qué te parecen iniciativas como Bguara para dinamizar las comarcas mediante la bicicleta?

Admiro y aplaudo a quienes tenéis la valentía de abrir un negocio y más, como en este caso, con una clara apuesta sostenible por el territorio y que fomenta, además del turismo y el conocimiento de nuestra zona, la tan necesaria práctica deportiva.

¿Hay alguna ruta, sendero o ubicación que te guste más en la Sierra de Guara? ¿Por qué la recomendarías?

Como soy más de correr, he de decir que, fuera de “mi zona de entreno” de Barbastro, el lugar por donde más he corrido ha sido por los alrededores de Alquézar, con sus espectaculares pasarelas.

Pero partiendo desde cualquier pueblo de nuestra Comarca puedes encontrar decenas de recorridos maravillosos sin tocar un centímetro de asfalto.

En lo que a las dos ruedas se refiere, con la BTT, me he movido más por los múltiples caminos que tenemos por la zona de Barbastro y que te invitan a hacer rutas muy atractivas, rodeados de viñedos y, lo que es más importante, apta para todos los niveles.

Con la bicicleta de carretera, mis salidas se centran, en la tradicional ruta que une Barbastro con Colungo, y también me gusta mucho subir hasta Hoz de Barbastro por la carretera de Salas. Es una carretera bastante tranquila y con un encanto especial.

___________________________________________________________________________________________________________

Para finalizar, quiero agradeceros el haber querido contar conmigo para esta entrevista para hablar de algo que me apasiona y desearos el mayor de los éxitos en este fantástico proyecto que une turismo, naturaleza y deporte.

Gracias!.

Fernando Torres Chavarría.

bguara_ciclismo